Posteado por: danieneuropa | marzo 13, 2014

Trámites, trámites y mas trámites

Ásterix sabe a lo que me refiero

Ásterix sabe a lo que me refiero

Por alguna razón que nadie puede explicar, cuando tenés que hacer un trámite en Suiza, parece ser algo más que un trámite. Es un deporte nacional. Es la única forma de entender porqué cuando uno va a un lugar para hacer un trámite, para empezar no solo tiene que hacer varios trámites mas pequeñitos adentro de este trámite, sino que suele suceder que llegues a una oficina para hacer 1 trámite con 3 subtrámites y te vayas de ella con apenas 1 completado, y 2 nuevos que antes no había.
Pasemos a un caso de ejemplo

Como mi novia no tiene (todavía) un trabajo en suiza, pero es necesario conseguir un permiso de residencia (para poder quedarse), necesitamos realizar una serie de trámites, en los que yo hago de garante, explicando que podré pagar los gastos de ambos, alquilar vivienda, que no va a vivir en la calle como indigente ni robarle los rolex a ningún pobre ciudadano incauto que ande por ahí.

El trámite a realizar es “obtener permiso de residencia”, sin embargo, como mi novia es mi novia y no mi esposa, tenemos que hacer incluso algunos trámites más (para no aburrirnos).
Tuvimos que ir primero al “Gemeinde”, o comunidad, que es físicamente cerca de donde estoy viviendo. Horario de oficina, pero sin grandes problemas, porque ahora mismo vivo temporalmente donde trabajo. Es necesario para esto obtener en 3 oficinas diferentes 3 sellos, indicando una serie de cosas (que no tengo deudas, que pago mis impuestos, y otra cosa más que no recuerdo ahora). Algo un poco sin sentido desde un principio, ya que acabo de llegar al país, como que no tuve demasiado tiempo para endeudarme demasiado, y mucho menos pagar impuestos.
De estos 3 subtrámites, correspondientes al trámite previo al trámite que realmente queríamos hacer, pudimos hacer efectivamente solo 2, y nos apareció un cuarto. El que no pudimos hacer, era porque el tipo que lo hace no estaba; solo iba los viernes, por lo que en principio debíamos volver otro día solo para eso. Como además nos dijeron que había que realizar un cuarto subtrámite, para el cual había que ir a otro pueblo diferente, previo solicitar día y hora para hacerlo (nada de ir espontáneamente para este subtrámite en particular), parece que se semi apiadaron de nosotros y nos dijeron que para el subtrámite de los viernes, se quedarían con nuestra documentación, lo harían cuando fuera el día, y nos lo volverían a enviar por correo.
Unos días después, me llega por correo mi querido papel con ya mas sellos que pasaporte de un diplomático, y procedo a llamar para pedir turno en el último subtrámite. Por supuesto, el hombre no hablaba inglés, así que me las tuve que arreglar para hacerlo en alemán.
Unos dias después, visita al otro pueblo, para obtener otro sellito más, para el que hubo que pagar una tasa interesante

¿Por donde iba? ¿Ya terminamos? Ah no, si esto era apenas el paso previo. Nos vamos otro día diferente a un 3er pueblo en horario de oficina, ya que por supuesto, ¿qué gracia tendría hacer todos los trámites en el mismo pueblo?, y con todos mis papeles de subtramites, trámites y mil otras mierdas que pedían de requisito (documentación, pasaportes, contratos de trabajo, partida de nacimiento, etc, etc), lo presentamos en mostrador.
Aquí es cuando nos enteramos que el formulario que estaba utilizando para pedir el permiso de residencia no servía, porque por supuesto, este era un trámite ligeramente diferente (y todo trámite que se precie se merece un formulario para sí mismo, no vaya a ser que se sienta discriminado). Además de esto, surgieron 2 papelitos más. Por un lado, necesitaban una prueba de que estoy trabajando en la empresa donde digo hacerlo (a pesar de que les presenté el contrato de trabajo, que acabo de empezar el mes pasado, y sin contar que son el estado, y tienen acceso a esos datos — si trabajo o no), y una breve carta explicando y comentando como es mi relación con mi pareja. Lástima que no me pidieron cuál es mi percepción sobre el papeleo en este país, ya que sino les podría haber pasado un enlace al blog.
Un poco cabizbajos pero contentos a la vez de que ya estamos un 90% con el papeleo completado para este trámite en particular (si, estamos haciendo UN trámite), nos fuimos del lugar sabiendo que podríamos enviar por correo el resto de la documentación (al menos no hay que volver), para poder completarlo

¿Cómo terminará la historia? Bueno, eso está por verse. Pero si Asterix sobrevivió a la casa de la locura, yo creo poder hacerlo también.

Anuncios

Responses

  1. Dani, vi o link para o blog no face e acabei vindo aqui dar uma espiada nas tuas aventuras em terras suíças! Comecei pelo texto mais recente – este sobre burocracia – e ri tanto, tanto, que, curiosa, li todos os demais! Escreves de uma forma hilariante e muito divertida! Realmente acho que tens talento para a coisa! Muito boa sorte nessa nova etapa da tua vida! 🙂 um abraço da amiga, Juli

  2. Gracias Juli, me alegro que te haya gustado! Y que sirva de advertencia a todo el que quiera venir para acá jajaj
    espero que esté todo bien por ahi, ya me contarás que tal novedades que hace tiempo que no hablamos, besos!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: