Posteado por: danieneuropa | agosto 10, 2014

¿El cliente siempre tiene la razón?

La típica frase que se te queda pegada desde chico, “el cliente siempre tiene la razón”, es algo bastante usado en muchas culturas. Supongo que se lo agradecemos al capitalismo, el hecho de que lo que más le importa a un negocio o empresario es poder vender su producto, pero además lograr que el cliente esté contento, para que también vuelva.
Bueno, parece que en suiza las cosas son un poco distintas. Pongamos un par de ejemplos

Ejemplo 1: Ikea y el envío. Como comenté en un post anterior, el servicio de envío a domicilio de muebles para el hogar deja mucho que desear en cuanto a tiempo de entrega. Cuando hice el pedido, me dijeron que en 2 semanas estarían trayéndome las cosas. Ok. Cuando faltaba una semana, me llama por teléfono una señora para coordinar el dia y hora específico de entrega. Afortunadamente la señora al teléfono hablaba inglés, así que me quedé tranquilo de que no habría confusiones o malentendidos.  La señora me ofreció primeramente la entrega un sábado a las 8 de la mañana, lo cual me pareció excesivamente temprano, considerando además de que todavía no estaba viviendo en mi nuevo hogar, sino en el temporal (sin muebles es imposible vivir en un departamento, o al menos, bastante incómodo). Le dije si podía ser un poco mas tarde, y me confirmó que no había problema, que pasarían a las 10 de la mañana.
El día en cuestión nos levantamos tempranito, tipo 7.30, ya que queríamos desayunar e ir hacia Lucerna tranquilos, para esperar a los repartidores en la casa. Mientras estabamos desayundando, a eso de las 7.50, me llaman por teléfono. Un tipo que hablaba solamente alemán, me dice que estaba enfrente de la puerta. ¿de dónde? bueno, de mi casa. Aparentemente habían venido igualmente a las 8 de la mañana, a pesar de que la cita se hizo a las 10. Resumiendo un poco, lo que tuve que hacer fue atragantarme con el café, salir corriendo (literalmente) hacia la estación, y tomar el primer tren posible. Una vez llegado a Lucerna, subir corriendo la colina donde está nuestro departamento (ya que a esa altura no sabía que bus tomar ni nada, y el tiempo era crucial), hasta llegar a la casa. En el camino, recibí 2 llamadas del tipo, bastante enojado, preguntando que porqué todavía no estaba ahí. Cuando llegué al lugar, los tipos estaban prácticamente yendose. Habían descargado todo y me lo habían dejado en el pasillo, al lado de la puerta del departamento. Uno de los dos hablaba inglés, por lo que le expliqué las razones por las que no estaba en la casa a las 8, pero pareció importarle poco. Refunfuñando se fueron. Me quedé con la sensación de que si hubiera llegado 5 minutos mas tarde, seguramente me hubiera encontrado las cosas tiradas por ahí.

Ejemplo 2: Dado que estoy practicando piano, decidí comprarme uno digital para practicar en casa. Lo compré por internet, en una tienda local suiza. Nuevamente, y eso que marqué una opción de “envío rápido”, tardaron como 3 semanas en enviarlo. Ellos me enviaron al menos un email diciendo que el retraso era por falta de stock. En fin. Una vez llegada la fecha, sabíamos cuando irían a entregarlo, por el seguimiento online. Yo no estaba en casa, pero mi novia al no estar trabajando podía recibir el pedido sin problemas.
Lo que pasó fue lo siguiente. Le tocan por la mañnaa el timbre. Ella, acostumbrada a lo que suele suceder en españa por ejemplo, abre la puerta desde arriba. Luego de unos minutos, no sube nadie. Interesada por ver que pasaba, baja, y se sorprende al ver el paquete que contenía el piano en medio de la calle, en la parte de afuera, y el tipo del delivery a punto de irse. Como no hablaba alemán, poco pudo hacer, pero el tipo se aseguró entonces que ella firmara un papel con el visto bueno de la entrega. Mi novia quedó a la espera de que el tipo, que tenía una carretilla, la ayudara a entrar el paquete a la casa, cosa que no hizo. Impotente por no poder comunicarse y pedirle ayuda al tipo, se puso a arrastrar el paquete (que por cierto, pesaba unos 50kg) a duras penas adentro del edificio, todo esto bajo la atenta mirada del malnacido con la carretilla que la observaba desde su camioneta, y muy pronto luego de eso se fue.
La historia termina con que unos vecinos justo salían, y ayudaron a mi novia a subir el piano entre los 3 por las escaleras, lo cual les costó la vida, pero lo lograron.

 

Podemos ver entonces, que el servicio por estos lares es bastante malo. La gente parece hacer solo lo mínimo indispensable, y le importa bastante poco el cliente. Esto no solo se traduce generalmente en servicios con poco contacto al público, sino también en los que se trata directamente con el cliente, como puede ser tiendas de ropa o demás. Entonces, como puede ser que esto funcione? Un servicio que además de caro, es malo? Simplemente por una falta de competencia y la no necesidad de que los clientes vuelvan. Por un lado, muchos de los servicios están monopolizados por unas cuantas empresas que hacen lo que quieren. Para el resto de las cosas, donde hay -un poco- más de opciones, simplemente juegan con que las cosas aquí son diferentes. Este es un país con muchas contradicciones, y una de ellas es que son los tenedores de las mayores riquezas capitalistas del mundo con sus bancos, pero por el otro lado, su mentalidad está lejos de ser capitalista. El dinero ya está aquí, no necesitan traerlo. Si alguien quiere comprar los productos lo hará, y sino, da igual. Me parece todavía un misterio como pueden sustentarse de esta manera negocios y servicios que traten tan mal al cliente, pero creo que la respuesta viene dada por que las personas locales (que poseen la mayoría de los bienes), ven a esto como algo normal, y no les importa pagar mucho por un servicio malo. Al fin y al cabo es lo que conocen.

Posteado por: danieneuropa | abril 1, 2014

Una buena, y una de transporte

Bueno, para que nadie diga que solo escribo quejándome, comentaré un éxito (luego viene la queja). Finalmente, después de todo el tramiterío asesino, logramos conseguir el permiso de residencia para mi chica, lo cual hace que no sea expulsada por ilegal =D

Es una pequeña victoria que vale la pena compartirla, y además que se sepa que las cosas se pueden hacer, aunque son muy engorrosas aparentemente
Por ejemplo, puedo contar una anécdota en Ikea que hemos tenido recientemente

Resulta que necesitamos amueblar la casa, ya que aquí lo más normal es alquilar sin muebles, y como no tenía muebles anteriormente, empezamos de cero. A modo de anécdota, es interesante destacar uqe no solo alquilan sin muebles, sino que alquilan sin NADA. Se llevan hasta las lámparas del techo, dejando los cables pelados, listos para que o bien uno se las arregle para instalarlo, o que llame a un técnico que le cobre un ojo de la cara.

Bueno, volviendo a Ikea. Como buena persona responsable que soy, me hice una lista de cosas a comprar, lo básico para poder arrancar, y ya luego seguir comprando el resto de cosas con mas tranquilidad. Antes de ir a la tienda, me informé sobre como son las modalidades de envío y demás, ya que de alguna manera tendría que llevarme las cosas para la casa. Me sorprendí al ver en internet gente diciendo que le habían tardado desde 2 semanas hasta la brutalidad de 6 semanas incluso en enviarles las cosas, por lo que decidimos ir inmediatamente a comprar las cosas, no fuera a ser que nos tocara el peor caso, y terminar durmiendo en el piso.
Una vez en el lugar (después de 2 trenes y caminar a través de un bosque), fui con la lista de cosas al servicio de atención al cliente, preguntándole si podían hacerme un pedido con esas cosas, y enviármelo. Me dijeron que algunas cosas podrían enviarlas, pero no todas, ya que las cosas pequeñas (platos, cubiertos, etc) no las podían enviar. Lo curioso es que, por ejemplo, me incluyeron en el pedido un juego de sábanas, pero no así una tabla de planchar, algo ligeramente más grande y molesto. De donde sacan las reglas para qué se envía y que no, ni idea

El tiempo estimado de envío es de 2 semanas, algo bastante ridículo considerando que estaba TODO en stock. Es decir, si yo quería me lo podía llevar en el momento, pero por razones que escapan mi comprensión, esta gente se tarda 2 semanas en cargar las cosas en una van y llevarmela a casa.
Por suerte, como tenemos el departamento temporal, no tengo apuro, pero entiendo a la pobre gente que en internet sufría un infierno por tener que mudarse a su casa nueva, y que te digan que te tardan 2 semanas en enviarte las cosas. Y si no están en stock, seguramente es cuando se extienda a las 6 semanas.

 

Posteado por: danieneuropa | marzo 13, 2014

Trámites, trámites y mas trámites

Ásterix sabe a lo que me refiero

Ásterix sabe a lo que me refiero

Por alguna razón que nadie puede explicar, cuando tenés que hacer un trámite en Suiza, parece ser algo más que un trámite. Es un deporte nacional. Es la única forma de entender porqué cuando uno va a un lugar para hacer un trámite, para empezar no solo tiene que hacer varios trámites mas pequeñitos adentro de este trámite, sino que suele suceder que llegues a una oficina para hacer 1 trámite con 3 subtrámites y te vayas de ella con apenas 1 completado, y 2 nuevos que antes no había.
Pasemos a un caso de ejemplo

Como mi novia no tiene (todavía) un trabajo en suiza, pero es necesario conseguir un permiso de residencia (para poder quedarse), necesitamos realizar una serie de trámites, en los que yo hago de garante, explicando que podré pagar los gastos de ambos, alquilar vivienda, que no va a vivir en la calle como indigente ni robarle los rolex a ningún pobre ciudadano incauto que ande por ahí.

El trámite a realizar es “obtener permiso de residencia”, sin embargo, como mi novia es mi novia y no mi esposa, tenemos que hacer incluso algunos trámites más (para no aburrirnos).
Tuvimos que ir primero al “Gemeinde”, o comunidad, que es físicamente cerca de donde estoy viviendo. Horario de oficina, pero sin grandes problemas, porque ahora mismo vivo temporalmente donde trabajo. Es necesario para esto obtener en 3 oficinas diferentes 3 sellos, indicando una serie de cosas (que no tengo deudas, que pago mis impuestos, y otra cosa más que no recuerdo ahora). Algo un poco sin sentido desde un principio, ya que acabo de llegar al país, como que no tuve demasiado tiempo para endeudarme demasiado, y mucho menos pagar impuestos.
De estos 3 subtrámites, correspondientes al trámite previo al trámite que realmente queríamos hacer, pudimos hacer efectivamente solo 2, y nos apareció un cuarto. El que no pudimos hacer, era porque el tipo que lo hace no estaba; solo iba los viernes, por lo que en principio debíamos volver otro día solo para eso. Como además nos dijeron que había que realizar un cuarto subtrámite, para el cual había que ir a otro pueblo diferente, previo solicitar día y hora para hacerlo (nada de ir espontáneamente para este subtrámite en particular), parece que se semi apiadaron de nosotros y nos dijeron que para el subtrámite de los viernes, se quedarían con nuestra documentación, lo harían cuando fuera el día, y nos lo volverían a enviar por correo.
Unos días después, me llega por correo mi querido papel con ya mas sellos que pasaporte de un diplomático, y procedo a llamar para pedir turno en el último subtrámite. Por supuesto, el hombre no hablaba inglés, así que me las tuve que arreglar para hacerlo en alemán.
Unos dias después, visita al otro pueblo, para obtener otro sellito más, para el que hubo que pagar una tasa interesante

¿Por donde iba? ¿Ya terminamos? Ah no, si esto era apenas el paso previo. Nos vamos otro día diferente a un 3er pueblo en horario de oficina, ya que por supuesto, ¿qué gracia tendría hacer todos los trámites en el mismo pueblo?, y con todos mis papeles de subtramites, trámites y mil otras mierdas que pedían de requisito (documentación, pasaportes, contratos de trabajo, partida de nacimiento, etc, etc), lo presentamos en mostrador.
Aquí es cuando nos enteramos que el formulario que estaba utilizando para pedir el permiso de residencia no servía, porque por supuesto, este era un trámite ligeramente diferente (y todo trámite que se precie se merece un formulario para sí mismo, no vaya a ser que se sienta discriminado). Además de esto, surgieron 2 papelitos más. Por un lado, necesitaban una prueba de que estoy trabajando en la empresa donde digo hacerlo (a pesar de que les presenté el contrato de trabajo, que acabo de empezar el mes pasado, y sin contar que son el estado, y tienen acceso a esos datos — si trabajo o no), y una breve carta explicando y comentando como es mi relación con mi pareja. Lástima que no me pidieron cuál es mi percepción sobre el papeleo en este país, ya que sino les podría haber pasado un enlace al blog.
Un poco cabizbajos pero contentos a la vez de que ya estamos un 90% con el papeleo completado para este trámite en particular (si, estamos haciendo UN trámite), nos fuimos del lugar sabiendo que podríamos enviar por correo el resto de la documentación (al menos no hay que volver), para poder completarlo

¿Cómo terminará la historia? Bueno, eso está por verse. Pero si Asterix sobrevivió a la casa de la locura, yo creo poder hacerlo también.

Posteado por: danieneuropa | febrero 17, 2014

Perfección

Algo que he escuchado repetidas veces por aquí y por allá desde haber llegado es que el servicio de atención al cliente o servicio técnico en Suiza suele ser regular o malo. Lo escuchado referido a diversos ámbitos, no solo uno en particular. 

El que lea esto entonces se preguntará: ¿Cómo puede ser que en un país donde todo funciona tan bien haya un mal servicio de atención al cliente?. En la misma pregunta se encuentra la respuesta: en este país todo funciona tan bien, que es imposible que algo funcione mal. Y si algo funciona mal, simplemente eso no pudo haber pasado. Es una anomalía, algo incorrecto, mal hecho, y eso en Suiza no pasa, porque no puede ser, no sería algo suizo.
Como no existen problemas – esto nunca puede pasar, por definición -, no tiene mucho sentido dedicarle recursos y energía a resolver problemas, ya que, como he dicho, estos no existen. Es por eso que si algún despistado turista cree en su mente con poco poder de juicio sobre el universo que está teniendo algún inconveniente, seguramente es que está equivocado. El servicio al cliente debe inmediatamente hacerle notar su problema, para que pueda entender qué es lo que está haciendo mal, corregirlo, y seguir su camino.
Veamos un ejemplo

31/1/2014
Ordeno por internet una tarjeta SIM de telefonía móvil de prepago, a la que la página web me permite agregar una opción extra de navegación por internet como añadido. Hago el pago online, y se me comunica que obtendré el producto entre 2 y 3 dias hábiles. Es viernes, así que supongo que la cosa llegará alrededor del miércoles siguiente, aproximadamente (en este tipo de casos hay que pensar en el caso menos positivo, luego si llega antes, uno se alegra de que las cosas salieron mejor de lo esperado).

6/2/2014 : Dejo pasar un día del máximo que me habían prometido de fecha de llegada, y llamo por teléfono a la compañía para preguntar el estado del envío. Intentaré recrear lo mas fielmente posible la conversación. La conversación sucedió en inglés, aunque el tipo que me atendió tenía un inglés un tanto tosco. D soy yo, y O es el operador.

O: ¿Buenos dias, en que puedo ayudare? (en alemán)
D: Buenos días, habla usted inglés? (en inglés)
O: Un poco.. dígame? (en inglés.. y de aquí en adelante)
D: Mucho mejor gracias, es que mi alemán es un poco pobre. Mire, resulta que compré la opción tal y tal el viernes pasado, y todavía no me ha llegado la tarjeta.
O: Ah si, deme sus datos
D: El número es tal, y mi nombre es tal y tal
O: Ok.. a ver… si, usted ha pedido la opción de prepago de surf por internet, para utilizar en ipads y tabletas de este tipo
D: [Me quedo sorprendido por esto unos segundos, luego..] ¿Perdón? No no, yo he pedido la tarjeta para hablar por telefono, y además he pedido la opción de surf por internet
O: No, usted ha pedido la opción de solo internet
D: A ver, no, le estoy diciendo que he pedido tal y tal. Lo veo aquí mismo en el email que ustedes me enviaron cuando pagué por internet.
O: No señor, usted ha pedido tal y tal. Si quiere utilizar el teléfono tendrá que hacer otro pedido distinto, y luego si lo desea puede agregarle la tarifa de internet. Para esto puede hacerlo por internet o en persona en la tienda pagando xx dinero.
D: [Harto del tipo] uffff. ok, mire, me da igual, no quiero esta tarjeta. ¿Cómo hago para devolverla?
O: ¿Qué? No puede devolverla, ya está pagado
D: No me interesa, quiero devolvera y que me devuelvan el dinero
O: NO! Eso no se puede hacer!
D: ¿Cómo que no?
O: No, eso no se puede hacer! no se devuelven cosas que se pidieron
D: Pero yo no pedi eso!!! por eso quiero devolverlo!!
O: No se puede devolver
D: [harto, desesperado] Bueno me da igual, está todo mal, pero encima que no me van a devolver el dinero ni siquiera me envían la tarjeta???
O:  [Sorprendido] ¿Cómo, que no le han enviado la tarjeta?
D: !! Es lo que le dije al principio !!
O: Ah, pues aquí dice que se la enviaron. Bueno, se la envío de nuevo.
D: ¿Me puede pasar algún número de seguimiento para ver si no se pierde o algo así como la anterior?
O: No, eso no tenemos. La tarjeta tardará 2 a 3 días en llegar.
D: ok adiós, gracias

Después de mi conversación con este idiota, me quedo esperando la tarjeta, que llegó como unos 5 días hábiles más. Por un momento tuve la ilusión de que, tal como decía la orden online por la que pagué, me llegara lo que realmente pedí. Sin embargo, la tarjeta no me permite realizar llamadas telefónicas, es solo para utilizar con tarifa de datos, para usar en tabletas o ipads

No entiendo porqué pude haber por un momento pensado que me llegaría otra cosa. Si eso es lo que pedí, o no es así? Bueno, eso es lo que me dijeron en el servicio de atención al cliente, así que por más que recuerdo haber pedido una cosa distinta a la que ellos me dijeron, mi percepción no es la correcta. Porque aquí las cosas funcionan perfectamente. Siempre.

Posteado por: danieneuropa | febrero 14, 2014

Keine Werbung

Algo que me cuesta digerir es que alguien vaya con la actitud de “haz lo que yo digo y no lo que yo hago”.

Bueno, parece que en suiza hay una regla para todo, pero al parecer algunos se pueden salir con la suya, siempre y cuando no sea un individuo particular. Hace días que vengo sacando publicidad y periódicos locales de mi buzón, por mas que en la entrada del mismo dice claramente “no publicidad” en un letrero grandote

WP_20140214_17_26_20_Pro20140214210028[1]

Cuando yo abro el buzón y tengo que sacar 2 periódicos y varios panfletos de no se que, me viene a la mente de repente frases que he escuchado como “en suiza se recicla mucho”, “hay mucha conciencia medioambiental”, “si no sigues la regla 22145 y 98112 de reciclado de papel que especifica que si no sacas el papel en el día y lugar señalado, que tiene que estar apilado y atado por cordel porque sino no te lo recogen” (esto que acabo de escribir no es un chiste, es así), o que si alguien te ve tirando porquerías por ahi te ponen una multa, y me dan ganas de agarrar toda la porquería que me dejaron en mi buzón y revolearlo por el aire, para que quede disperso por toda la calle.
¿Porqué tengo que tomarme yo la molestia de subir esta porquería a mi casa, apilarlo, y luego esperar al día en el mes en que hay que reciclar el papel (sin olvidarme del hilo que lo ata, porque sino no te lo recogen y ahí se queda), cuando en primer lugar este papel no es algo que yo pedí?

WP_20140214_20_57_17_Pro[1]

En fin, mejor paro acá, e intento olvidarme del tema. Aunque no descarto que algún dia de furia haga lo de empapelar toda la calle con publicidad no deseada. Al fin y al cabo, los que rompieron la regla primero fueron ellos. 😀

Posteado por: danieneuropa | febrero 7, 2014

Lavando la ropa (2)

Como no podía ser de otra manera, algo tenía que pasar
Ayer dejé la ropa colgada en un costadito, porque si bien había una maquina enorme que tira una especie de aire caliente (que hace que se seque mas rápido), no quise usarla ya que iba a quedar toda la noche encendida, y eso me parecía que sería para problemas seguramente. Dejé las cosas ahí, esperando que nadie me cagara a pedos o dejara una nota o algo, cerré la puerta con llave y me fuí.
Hoy bajo por la tarde después de trabajar para buscar las cosas, y me encontré con lo que sería la portera del edificio o algo así (no hay porteros, es mas bien alguien que se encarga de arreglar la limpieza y eso). La señora no hablaba inglés, por un lado mejor, porque pude practicar mi comprensión de alemán. Y digo comprensión, porque mi idioma hablado es malísimo, pero me ha dejado contento el hecho de que entendí casi todo de lo que me estaba hablando, y pude responder en alemán de tarzán para hacerme entender también.
Bueno, volviendo al tema Resulta que al haber cerrado con llave, los pintores (están pintando el edificio) no pudieron entrar, y creo que (esto no lo entendí bien) les jodí un poco la vida, y además tuvieron que llamar a la señora para que les abriera. Luego, me comentó que se dió cuenta que le regalé lavados gratis a todo el edificio, y me intentó explicar como se usan las cosas. Incluso me dijo que un botón al costado es para que cuando uno termina, si le sobra dinero, te lo devuelve (o tal vez te quite un poco más, depende, no se). También me explicó un poco que cuando hay mucha gente, la ropa es mejor sacarla, porque sino el próximo que viene en su turno agarra tus cosas y las pone por ahí arriba de una mesita que hay (bueno, esto es mas o menos normal en realidad). En princiipio si son poquitas cosas no pasa nada, pero si uno llena todo y se va, digamos que tiene sentido que te lo saquen. Con el secador se seca en un par de horas la ropa, lo cual está bien, lo malo es que hay que estar atento a todo esto y no olvidarse, porque es para problemas
En definitiva una pequeña aventura derivada de la anterior. Por suerte la señora muy amable, y me dijo que para cualquier cosa que necesitara podía ir a hablar con ella
A seguir conociendo vecinos suizos! 😛

Posteado por: danieneuropa | febrero 6, 2014

Lavando la ropa…

Algo que me shockeó bastante antes de venir para acá fue algo que nunca hubiera pensado. En el momento en que le decía a la compañía de traslados que entre mis pertenencias existía una lavadora (lavaropa en argentina le decimos), me dijeron que no tenía mucho sentido llevármela. Es más, el hecho de llevármela seguramente me presentaría problemas, ya que (y eso tal vez sea tema de otro post) en Suiza uno no puede deshacerse fácilmente (o al menos, gratis) de cosas que no quiere mas.
La cuestión es que en este país, parece que el tema de lavar la ropa es algo comunitario. En casi todos sino todos los edificios, existe un lugar común en el que se encuentran lavadoras tipo las que se pueden encontrar en los negocios dedicados a esto, así como secadoras, y lugar para colgar la ropa (no, nadie se va a robar tu ropa mientras la dejas secando). Esto es interesante, pero lo mas shockueante es que según me han dicho, en la mayoría de lugares está directamente prohibido tener una lavadora personal. ¿Porqué? Según me han dicho, es un tema ecológico y de organización. Por un lado, al usar las lavadoras estándard estas, los programas suelen estar predefinidos, y ya se sabe mas o menos cuanto se gasta, en promedio, además de ser aparatos que son considerados con el medio ambiente (no gastan de más, etc). Por otro lado, por un tema de ruido: esto está separado en general en el sótano, y por tanto no molesta a nadie.
Bueno, esas son las ventajas. Ahora veamos las desventajas.
Por un lado, dado que las cosas son comunitarias, no le pertenecen a uno, por lo que es necesario sacar turnos para usar estos aparatos. Donde estoy ahora mismo hay 2 lavadoras y 2 secadoras, por lo que 2 personas pueden estar haciendo su lavado al mismo tiempo. Lo pesado es que no puede uno ir cuando quiere a lavar, sino que tiene que anotarse en una lista, que tiene una serie de franjas horarias (son 4 o 5 franjas por día de 3hs cada una, la que es más tarde empieza a las 18hs.). Esto de por si ya te obliga a coordinar cuando vas a ir, estar atento a esto, y obviamente a que si justo querías ir en un dia y está ocupado, arreglartelas para ir en otro. Además de que si te olvidas de anotarte en la lista, puede ser un problema.

WP_20140206_20_32_39_Pro[1]
Otro problema que veo es que evidentemente hay que salir del departamento para hacer el lavado, lo que implica vestirse, llevar la ropa para abajo, poner el lavado y volver a la casa, volver a la lavadora una vez terminado, sacar las cosas y colgarlas, volver a la casa, volver luego de secado (y antes de que le toque el turno al que sigue!), etc.

Para terminar, voy a compartir mi experiencia de primer lavado, que fue bastante accidentada.
Cuando llegué me dieron una tarjeta, en la que me dijeron se puede cargar dinero, que luego es usado por estos bichos para lavar. Si bien me mostraron en su momento el lugar, fue todo así nomás, sin explicación 100% detallada, supuse que sería sencillo.
Resulta que hay unos lugares donde se pone la tarjeta y se gira una llave, lo que activa la electricidad.

WP_20140206_20_31_50_Pro[1]

Solo había visto 2, pero en realidad había cuatro. Yo pensaba que era uno para la hilera de arriba, y otra para la de abajo, o sea uno para las 2 secadoras y otro para las 2 lavadoras

WP_20140206_20_31_58_Pro[1]

Sin embargo, al darle a los botones de la lavadora (con la ropa puesta y el detergente puesto, y ya había cerrado la tapa, que no se abría mas), no pasaba nada. A todo esto noté que al poner la tarjeta, me dedujo 1CHF (la moneda de aquí) de la cuenta. Puse la tarjeta en el segundo slot, para ver que pasaba, imaginé que sería la hilera incorrecta. Nada, lo mismo. Empecé a desesperarme, porque no solo me había robado 2CHF, sino que tampoco había podido poner a lavar la ropa.
De casualidad toqueteando todo y mirando el manual (en alemán) de la lavadora, vi que no estaba haciendo nada mal, había que hacer algo parecido a lo que yo estaba haciendo. De repente noté en el otro lado que había 2 compartimentos más

WP_20140206_20_32_23_Pro[1]
Lo que me hizo pensar que al fin, eran 1 para cada bicho. Resulta que tuve la mala suerte de regalarle 2 secados al próximo vecino, porque cargué un uso para las 2 secadoras. En fin, cosas de novato. Finalmente averigüé cual era la lavadora que me correspondía, y la puse en funcionamiento (con energía es más fácil, hay algunos programas para elegir pero están mas o menos predefinidos, y las instrucciones se pueden poner en inglés

Despues de un rato bajaré a colgar la ropa, y antes de irme a dormir, a recogerla. Espero que esto no sea otra aventura!

Posteado por: danieneuropa | febrero 2, 2014

El reciclaje

Algo de lo que me han advertido antes de venir para aquí, es que los suizos son personas muy conscientes por el medio ambiente. Lo malo es que son tan pero tan conscientes, que reciclan absolutamente TODO. Y si no reciclas, básicamente te pueden pasar 2 cosas: o bien seguís las reglas que hay para no reciclar – a continuación explicado -, o te ponen una multa astronómica.

Por lo que vengo entendiendo hasta ahora (y si hay alguien leyendo esto que me quiera corregir, lo aprecio mucho), existen diferentes categorías y cosas para reciclar.

Las que me vienen primero a la mente son las de “cosas que no se reciclan” y “biodegradable”. Existen 2 tipos de contenedores donde tirar esto. Lo que es bio (cáscaras de banana, restos de comida, etc.) parece que lo juntan y luego lo usan como abono. También para la gente que tiene jardín, puede usarlo directamente allí.
Luego, las cosas que no se reciclan, que todavía no estoy del todo seguro que va aquí, tiene un sistema especial. Existen unas bolsas que se compran en el super, en una parte especial, que son bastante caras. ¿Porqué son caras? porque cuando uno las compra, ya está pagando el impuesto a lo que sería la separación de las cosas que uno mete ahí para llevarlas adonde corresponda. Para esto están otros contenedores, donde se pueden tirar. ¿Qué pasa si soy muy inteligente y decido utilizar una bolsa normal, mucho mas barata?. Bueno, pueden pasar varias cosas. Si te ve un vecino haciendo eso, seguramente se te acerque y te ladre en alemán (o el idioma que sea en esa parte de suiza), y si no es la primera vez, seguramente te denuncie, lo que conllevará la multa. En caso de que seas muy sigiloso y lo hagas por la noche o algo así, sin que te vea nadie, no estas a salvo. Existen personas que se encargan de recolectar estas bolsas, y si ven alguna que no es la “oficial”, la abren y empiezan a revisar el contenido, intentando buscar cosas que identifiquen al perpretador del hecho, para enviarle la multa a su domicilio. Bonito, no?. Esto lo veo un poco exagerado, pero por otro lado entiendo que es com omantener un sistema limpio.
Lo lindo de todo esto es que, casi todo se puede reciclar de una u otra forma, lo que permite que si nosotros somos buena gente recicladora, no tiraremos todo en la bolsa oficial que es cara, sino que separaremos todo cuidadosamente y lo llevaremos al punto de reciclaje correspondiente, haciendo que nuestra bolsa oficial se vaya llenando muy lentamente. Básicamente, están premiando que reciclemos (aunque también te castigan si te saltas las reglas, claro)

Para este otro tipo de cosas existen contenedores, hasta ahora vi 3 para vidrio (verde, blanco y marrón, creo), metal, cartón y papel (si, son cosas diferentes), y ropa. Estos estan todos juntos, en un lugar que es como un centro de reciclado. Luego en la puerta de algunos super, hay unos contenedores para lo que son botellas de gaseosa o agua, ese tipo de cosas.

En fin, todavía me quedan algunos puntos grises, ya que no se bien donde podría tirar una botella de shampoo vacía, por ejemplo, porque esto no es una botella normal, ya que queda siempre algo de líquido…

Pero bueno, ya iré aprendiendo con el tiempo y, espero, sin tener que pagar ninguna multa en el proceso, o ser puteado en alemán sin entender un carajo de lo que me dicen

Termino el post mostrando un poco de mi “kit de buen suizo reciclador”, mi primer intento por empezar a hacer las cosas a la suisse.

Image

para separar algunas cosas

Image

para la basura orgánica

Posteado por: danieneuropa | febrero 1, 2014

Vuelta a la carga

Hola queridos amigos/as

No se si alguien todavía lee este blog, o si les llegan automáticamente los mensajes nuevos y se sorprenderán de que pongo algo después de tanto tiempo. En cualquier caso, me parece que vale la pena volver a escribir, ya que las condiciones lo ameritan. Empiezo una nueva vida en Suiza, el país del chocolate y los relojes, y el cambio cultural va a hacer que pueda escribir unas cuantas cositas interesantes y, quien sabe, tal vez hasta pueda ayudar a gente que lo lea.

Mi llegada fue bastante liviana por suerte, hasta hizo sol todo el día, algo que en la zona donde me encuentro no es algo del todo normal. Mi primera experiencia aquí fue que la gente no suele hablar mucho inglés, supongo que tiene que ver en que estoy en un pueblito en vez de una ciudad grande, aunque sinceramente me esperaba otra cosa. En mi mente pensaba que en el país donde existen 3 (o 4?) lenguas cooficialmente, la gente hablaría inglés desde la cuna, pero parece que no. 

Fuí al correo para abrir una cuenta de banco (en suiza el correo estatal actúa también como banco), y en cuanto me toca el turno le pregunto a la chica si hablaba inglés, a lo que se me queda mirando espantada. Ella pregunta a los compañeros, pero estaban todos mas o menos en la misma situación, o nadie quería gastarse en hablar inglés. Como veo que la cosa no iba a ir muy bien, procedo a mostrarle los papeles que había llevado, básicamente el contrato de trabajo y mi pasaporte, mientras que intentaba en mi rudimentario alemán decir que quería abrir una cuenta. Después de un buen rato, con la buena voluntad de esta chica, que llenó los formularios en el PC, y una conversación mezclada entre alemán  e inglés (si que hablaba algo ella, solo que poco, o simplemente no se atrevía) pude abrir la cuenta. 

En fin, esta ha sido una primera experiencia, pero exitosa. Será cuestión de ir viendo como son las interacciones necesarias, ya iré contando mas…

Posteado por: danieneuropa | agosto 9, 2012

China

Bueno, despues de muchísimo tiempo sin escribir nada, vuelvo con un post bastante largo. La verdad que dejé de escribir por un par de razones, una es que toma muchísimo tiempo, y si bien el resultado está bueno (porque me sirve para compartir experiencias, y además esto lo voy a poder leer yo mismo en un futuro y reirme y recordar un poco), me da bastante vagancia hacerlo. Otra razón importante también es que creo que no hice ningún viaje super significativo últimamente, ya no viajo tanto como antes, y tal vez las cosas no me sorprenden de la misma forma. Hasta ahora. China realmente es algo diferente, y se merece no solo un post, sino un post largo.

Algo que hice esta vez, y realmente es la primera vez que lo hago, fue tomar notas y escribir el relato de lo que me iba pasando casi todos los días. Asi que esto no está mal, ya que tengo la mitad del trabajo hecho (bueno, en realidad diría que menos de la mitad, una vez terminado de escribir, me tomó muuucho tiempo). Ahora mismo voy a ponerme a escribir aca las notas que tomé y hacer algún que otro cambiecito, pero apenas, ya que lo que escribí fue lo que sentí en el momento, y es interesante poder mantener las impresiones originales en este documento. Vamos ahi

26/5/2012

Salgo para china. El vuelo se retrasó como 3hs, lo cual es una basura, pero al menos la aerolinea nos dió un bono de 5 libras (el vuelo salía de londres, tuve que hacer escala ahi primero) para comprar algo. No es mucho dinero, pero había un mini kiosco en el sector del aeropuerto donde estaba que tenia precios razonables, y me pude comprar un par de cosas (en realidad ni tenía hambre, pero nunca está de mas algo gratis!)

Al subirme al avión me encuentro con lo que es la primera de las tantas cosas chinas que iría a vivir mas adelante, y eso que ni siquiera estaba en el pais todavía. En mi asiento hay sentado un chino, que aparentemente no sabe leer o se piensa que un avión es el subte y te podes sentar donde quieras. Por supuesto, había agarrado, manoseado, y estaba usando mi almohada y demás cositas que te ponen en el asiento. Le convenzo de que ese no era su asiento, y se pone en el que le corresponde.

Una vez acomodado, me saco los anteojos y !zas!, se sale el cristal derecho del marco, el tornillito que lo agarraba se fue a la mierda. Dificil encontrar una peor manera de comenzar el viaje (bueno si, se puede caer el avión y etc etc, pero descontemos eso), asi que estimo que a partir de ahi iría todo a mejor. Tuve suerte ya que el cristal cayó en mis piernas y no le pasó nada… la última vez que me pasó exactamente lo mismo (nota mental, no comprar más gafas en esa óptica) no tuve tanta suerte, y el vidrio cayó desde lo alto y se hizo añicos. Guardé el cristal en la funda e intenté ver una peli, la cual por alguna razón se ve borrosa (kuek).

Una vez llegué al aeropuerto estaba Ale para recibirme entre un enjambre infinito de chinos, la verdad no se me hizo dificil reconocerle. Fuimos hasta su casa en tren/metro, lo cual tardó mucho tiempo. Evidentemente la ciudad es grande. El metro está repleto de chinos todo el tiempo, y eso que no era hora pico, y la frecuencia de trenes es muy alta.

Una vez llegamos y dejamos las cosas, los chicos me acompañaron a una óptica cercana donde me pusieron el cristal en el armazón con un nuevo tornillo. Una vez superada la escala ténica imprescindible, fuimos a por la 2da cosa, conseguir un número de telefono chino para hacer llamadas (y en lo posible tener internet). Perdimos como 2hs para tratar de conseguir una tarjeta prepaga para el celular. Encima, los chinos creo que son estúpidos, porque en el negocio (especializado en eso) no pudieron hacer que funcione internet en mi telefono. Pensé que era una cuestión de la tipa que estaba ahi que no sabía mucho, pero al dia siguiente probamos en 3 lugares mas, y ninguno pudo!!! La eficiencia de esta gente es sorprendente, no entiendo como puede ser tan dificil darte una tarjeta prepaga con internet … Finalmente me conformé con tener la linea con llamadas y nada mas. No recuerdo que mas hicimos este dia, me parece que fue cuando fuimos al barrio de Doncheng (o algo asi), donde hay un lago grande y un monton de restaurantes con bandas en vivo, una zona bastante linda (nueva) y con buen ambiente.

27/5/2012

Primera incursión solo en china. me dispongo por la mañana a buscar algo para desayunar, y antes de salir me llevo la diercción de un mcdonalds cercano (2km!) al que poder ir. Mejor ir a lo seguro, pensé. Una vez que llego (veo a lo lejos el letrero típico) finalmente no estaba. Aparentemente sería un anuncio qeu avisa donde estaba realmente el mc, pero claramente no podía leer las instrucciones. Ingreso en el shopping colindante con la esperanza de encontrar adentro el mc, para ser atacado por una horda de chinos que me querían vender cosas electrónicas variadas. Son MUY pesados, y te siguen de cerca aunque les digas que no. Intenté deambular un poco por el super shopping tecnológico pero luego de haber sido perseguido por una decena de chinos en 20 metros desistí. Salí del shopping por otra puerta, y vi un letrero de mc. Genial! Al acercarme vi que solo era un mini stand, que vendia helados. Dando un par de vueltas más encontré otro falso mc. Que le pasa a esta gente? Donde está el mcdonalds entero?? no quiero un pedazo! nunca lo sabré… Por suerte pude desayunar en un café extraño que estaba por ahi.

Mas tarde fui al summer palace. Esto me ayuda a ver lo grande que es todo acá. Muchisimo recorrido, montones de cosas para ver y muchas colinas. No pude entrar en la torre grande del medio porque cerraban esa parte a las 5, una lástima. Algo que me pasó aca fue que en cierto momento empecé a sentir malestar al respirar, especialmente al tratar de hacerlo hondo. Despues me enteré que esto era producto del smog enorme que hay en Beijing, y al no estar mis pulmones acostumbrados y hacer esfuerzo para subir las colinas, me afectó. Al otro día ya se me pasó, aunque no fue la única vez que tuve este problema.

28/5/2012

Nos levantamos temprano para ir a la muralla. Ale conoce una parte que no es turística, y por lo tanto no hay gente. Además no está restaurada, es la parte original, asi que mucho mejor. El viaje fue particular, dado que al no ser una zona turística para la masa, te las tenes que arreglar para llegar. De más está decir que sin Ale no hubiera podido llegar nunca, o al menos no sin gastar una fortuna al ser currado por varios chinos en el transporte.

Fuimos primero a la estación de tren para sacar los billetes para viajar a Xi’an al dia siguiente en tren. Para ir a la muralla 1ro tomamos un bus de larga distancia que despues de un rato largo (hora y media masomenos) nos dejó en un pueblucho. Ahi nos tomamos (despues de pelear con un tipo que nos quería cobrar 200) una combi por unos 30 los dos. Iba llena de gente local que bajaba en lugares recónditos, verdaderamente un transporte para gente de ahí, nada de turistico. Una vez que llegamos, empezamos a caminar hasta que despues de un rato llegamos adonde nos hicieron pagar el ticket por ser la zona de comienzo de donde está la muralla. Seguimos camino, y despues de subir bastante, por fin llegamos a la primera sección de muralla. Muy impresionante, y lo mejor de todo, es que no había un alma. En todo el recorrido solo nos cruzamos al principio con un tipo que estaba pasando por ahi (y nos quería ofrecer alguna porqueria o timarnos con algo) y al llegar al final a un grupo de turistas. El camino empezó fácil, la muralla aunque no esta restaurada se mantiene bastante bien (considerando lo vieja que es). No hay paredes “laterales”, lo que la hace mas peligrosa, pero en general es bastante ancha. Solo un par de veces hubieron algunas secciones que eran muy angostas, con lugar para pesar solo una persona por vez, pero el resto bien.

baño público en una aldea de por ahi. nótese el salpicón de mierda en la pared

con ustedes, la gran muralla china!

subiendo..

y mas muralla

Se complicó en unap arte donde tuvimos que bajar de la muralla hacia la parte inferior. El camino era bastante empinado, se hizo un poco dificil ya que no tenía un buen calzado y me resbalaba bastante, me patinaba todo el tiempo. Sin embargo sobrevivimos y seguimos camino a través de campos de arroz, con solo un par de campesinos arando la tierra como paisaje. Para estas alturas ya habíamos caminado al menos un par de horas y pico, y empecé a sentir un poco el cansancio y otra vez el dolor al respirar (maldito smog!!!!). En cierto punto tuvimos que subir una cuesta muy empinada para volver arriba de la muralla, y tuve que hacer unas cuantas paradas porque no daba más.

por el medio de la selva. el listón rojo marca el camino

y.. nuevamente, la encontramos!

Muy cerca de la cima Ale no tuvo mejor idea que imitar a un mongol invadiendo china, y trató de escalar el muro. Desafortunadamente el ladrillo que tomó estaba flojo y se soltó, lo que le hizo precipitarse hacia el sendero (que era super estrecho) y hacia el precipicio arbustoso. Todo pasó tan rápido que no tuve tiempo ni de reaccionar, pero por suerte el se agarró como pudo de los arbustos y paró la caida. El resultado fue bastante liviano, ya que si hubiera caido era muy alta la bajada, y dependiendo de la pendiente podría haber sido muy jodido. Un par de rasguñones y un corte en la pierna, y a seguir.

heridas de guerra..

Terminamos el viaje luego de otra media hora o así, arriba del muro, cuando llegamos a una zona restaurada (donde nos encontramos recién a los primeros turistas). Aqui al salir tuvimos que discutir con varios chinos (Ale tuvo, yo miraba) que nos querían cobrar 50 para llevarnos apenas hasta la entrada de la autopista en dirección a Beijing (cero transporte público en la zona, claro). Como los tuvimos esperando bastante se cansaron y logramos viajar por 30 (regatear es algo fundamental en china, pero claro, primero hay que saber chino). Una vez que llegamos a la autopista nos encontramos justo con un control policial. Los polis eran muy buena onda, uno de ellos parece que tenía ganas de practicar inglés, y nos hablaba en este idioma, hacía preguntas, etc. Los polis se ofrecieron amablemente a ayudarnos a llegar a la ciudad, lo cual por un lado estaba bien, pero por el otro nos jodió un poco, ya que ellos querían pararnos un bus de linea , mientras que a nosotros nos daba igual si era bus, auto particular, camión o lo que sea. Finalmente despues de hora y pico hablando de la vida con los polis apareció un bus con un grupo de chinos de la 3ra edad que eran turistas, los que preguntaron de que nacionalidad eramos. Parece que les gusta argentina o les caemos simpáticos, ya que nos dejaron subir y nos llevaron gratis hasta su destino en la ciudad. Una vez allí ya nos tomamos el metro y de vuelta para casa. Realmente la experiencia mas interesante de todas, obviamente imposible explicarlo con palabras, pero caminar por encima de la muralla “verdadera” por kilometros sin ver un alma es realmente una experiencia única, me alegra poder haberlo hecho de esta forma!

con el guia! 🙂

ya en la parte restaurada. se ve mas bonito, pero pierde la mística

29/5/2012

Me dirijo a visitar una parte más centrica de la ciudad, donde se encuentra la ciudad prohibida y la plaza del pueblo. Esta última no es gran cosa, es solo una plaza enorme (es la plaza pública mas grande del mundo -> ojo no es una plaza con árboles, es un “square”). Lo mas significativo es el retrato de Mao, típico. Sin mucho mas, en cambio la ciudad prohibida si que tiene mas cosas para ver.

la foto de Mao atrás

El dia anterior me jodí la pierna derecha en algún momento de la caminata, y me costó bastante estar mucho tiempo caminando (cosa un poco inevitable, teniendo en cuenta el viaje!), por lo que tuve que parar cada tanto para descansar. Lo malo es que como cada día evidentemente iba a tener que caminar mucho, no sabía cuando iba a poder curarme la pierna, ya que si bien con estar un dia de reposo seguro alcanzaba, al no poder hacerlo, estaba cada dia peor. Para ir al menos safando del dolor, me fui tomando ibuprofeno y asi al menos no sentir tanto el dolor, que a veces se me hacía tan insoportable que no tenía otra opción que parar. Luego de la ciudad prohibida, donde había muchas casitas donde estaba el emperador, tanto para dormir, como para recibir invitados, al pueblo y demas cosas, me fui a un parque qu ese encuentra atras, que tiene una colina elevada desde donde se ve todo el panorama de la ciudad prohibida y parte de la ciudad. No visité mucho mas ese dia, dado mi condición en la pierna y el hecho de que visitar todo esto me tomó bastante tiempo.

ciudad prohibida, el león custodia el templo

jardín en la ciudad prohibida

parque en la colina al que subí luego de la ciudad prohibida

vista de la ciudad prohibida desde la colina

30/5

Por la mañana visité el templo del cielo, otra de las atracciones importantes para ver en china. Es un gran parque que tiene una famosa construcción en el centro, que sale en todas las fotos de Beijing. Este dia iba a ser muy corto, porque a la tardecita teniamos que tomar el tren hacia xi’an, asi que tuve tiempo solo para pasar por el mercado de perlas luego, y por una sección reconstruida del viejo muro de la ciudad (que no valía la pena para nada, te subias al muro y era todo nuevo, unos 10-20 metros y luego había otra bajada del otro lado).

Con el templo del cielo en el fondo

En el mercado de perlas (donde también se vende de todo, no solo perlas) fui asaltado por hordas de vendedores que no paraban de ofrecerme sus mierdas. Es realmente desesperante. Los mini negocios se encuentran todos pegados unos con otros, y hay 3 o 4 vendedores en cada uno (todos sin hacer nada, claro). Al divisar al turista, se acercan inmediatamente y empiezan a gritar cosas como “Jalooouuu” (hello) o “want watch sir??”, etc. Independientemente de la cara de culo, de decirles que solo estas mirando, o ignorarlos y seguir caminando, ellos siguen haciendo lo mismo y encima te siguen!. Es gracioso ya que, los que están adentro de su mini tienda (que suele ser un mostrador en forma de U la que delimita el tamaño de la tiendita) te siguen hasta que se chocan contra el mostrador, pero una vez llegado este punto te siguen gritando cosas desde ahi, parece de videojuego (evidentemente los chinos no tienen noclip habilitado, sino te seguirían hasta la eternidad – chiste solo para entendidos). Entonces, siguiendo con la vivencia. Una vez que uno trata de escapar de una camada de chinos y se aleja de su radio de acción, inmediatamente se entra en la zona donde hay otros, que comienzan con el mismo proceso. En cuestión de segundos es muy facil encontrarse perseguido por una horda de zombies vendedores insoportables. No pude resistir mas de 2 minutos esto, solo pude avanzar un poco y me di la vuelta para nunca regresar. No se si había algo que valiera la pena en ese mercado, pero definitivamente no estaba preparado psiquicamente para averiguarlo…

Por la tardecita fuimos a tomar el tren a una estación inmensa con miles y miles de personas. La sala de espera tipicamente china, con gente tirada en el piso, todo sucio asqueroso y olores extraños por doquier.

estación enorme de tren, una de tantas en Beijing

Por suerte el tren estaba bastante bien, nosotros sacamos el pasaje mas caro (como 50 y pico €) y venía un coche cama para 4 personas individuales, y estaba limpio. Nos tocó como cuarta compañera una china que no dijo ni mi en todo el viaje (que de todas formas dormimos la mayoría del mismo, fueron 12hs de viaje en total). Llegamos a xi’an como a las 8am y nos vinieron a buscar del hostel de forma gratuita, algo bastante deseable

31/5

En nuestro primer dia en xi’an fuimos a ver lo mas importante, los guerreros y caballos de terracota. para hacerlo había varias opciones. Por ej, en el hostel ofrecian tours para ver unas cuantas atracciones como packs. Uno era para ver los guerreros, el mausoleo de un emperador, y unas termas. Por el módico precio de 480 o algo asi (50€?), una locura (no incluía las entradas!). Nos enteramos que se podía ir en bus de linea desde la estación de tren central, asi que nos dirijimos hacia ahi. En vez de 480 pagamos 7 por el bus, una pequea diferencia para llegar al lugar. Una vez ahi, caminamos hasta la entrada. Kate se peleó con una china que le quiso cobrar por usar el asqueroso baño público (sin sentido total), y fuimos a comprar los tickets. Los guerreros son interesantes, aunque a mi parecer a la atracción le falta algo, o simplemente está sobrevaluada. Es interesante ver como el emperador este se construyó un ejercito de arcilla para protegerlo mas allá de la muerte, aunque es bastante repetitivo. No es que no fuera interesante, pero en una hora ya habíamos visto y revisto todo, los 3 pabellones, uno con el ejercito grande, y luego otros 2 estaban dedicados a los generales (figuras mas detalladas) y caballos.

con los guerreros de terracota

Finalizado esto nos fuimos al mausoleo que estaba a 5 minutos en un shuttle gratuito. Por suerte no nos cobraron extra (servía la entrada para los guerreros), porque ahí no habia nada. Supuestamente estaba todo bajo tierra, pero no se podía excavar por peligro a romper lo de adentro (o al menos eso es lo que decía el papel). Algo muy extraño, ya que si no podes excavarlo para que abrís una atracción en el lugar? Tal vez había algo que nos perdimos, pero era todo tan enorme que tampoco daba recorrer kilometros y kilometros sin esperanza de encontrar realmente algo al final..

Volvimos a la ciudad relativamente temprano, y nos dedicamos a pasear por el barrio musulman (si, hay chinos musulmanes!) que consiste en montón de calles con puestitos de todo tipo de comida, desde cosas acepatbles hasta asquerosidades muy feas. Terminamos el día viendo por la noche la drum tower a la cual no subimos, porque era bastante cara y además porque se aprecia mucho mejor desde abajo, desde arriba no tiene mucha gracia.

puesto de comida

la zona de moda por la tardecita

drum? tower

1/6

No mucho para contar acá. Recorrimos un poco la ciudad, paseamos nuevamente por el barrio musulman este. Hacía mucho calor. Lo mas interesante del día fue subirnos al muro de la ciudad, que es bastante largo. Como alquilaban unas bicis ahí, decidimos recorrerlo enterito en bici. Estuvo bastante bueno, porque pudimos ver la ciudad desde otro punto de vista y distintos ángulos, asi que genial.

desayunando unas bolas extrañas rellenas de creo que de puré de porotos (pero estaban buenas)

arriba del muro

2/6

Me levanté muy temprano, a las 6 de la mañana, para ir al aeropuerto, antes que los chicos que iban a tomarse el vuelo de regreso un poco mas tarde. El shuttle bus no estaba muy lejos, pero me costó llegar por el tema de la pierna. Al final me tomé el bus de las 7 de la mañana, y me sobró bastante tiempo en el aeropuerto, pero mas vale ir seguro que perder después el avión, no sabía como estarían las autopistas o si habría mucho tráfico. Me dió un poco de miedo cuando vi en las pantallas un par de vuelos cancelados, que por suerte ninguno era el mío, pero no se que hubiera hecho si me tenía que quedar en xi’an solo y sin reserva de hotel (mas allá de que mi plan se hubiera ido totalmente al carajo). El vuelo estaba bastante bien, nos dieron café y unas cositas para picar, o sea no era low cost. Al llegar a shanghai me tomé el metro, que estaba ahi mismo en el aeropuerto (como debería ser en todas partes!). Lo malo es que me tomó como 1h y pico en llegar hasta la ciudad, y eso que no tuve ni que cambiar de linea.

Al salir del metro me encuentro la famosa “Nanjing road”, un lugar con muchas pantallas enormes con anuncios, muchos locales típicos occidentales (de los caros), y mucha mucha gente. Una especie de calle Florida en bs as. Además de esto, hay unos amigables cazaturistas y gente que ofrece masajes de dudosa procedencia (o mejor dicho, con final poco común). Me escapo de la manga de tontos, ignorando algunos y diciendole a los que son muy pesados y me siguen por largo rato que se dejen de joderme (en español, por supuesto), cosa que parece auyentarlos.

nanjing street

Al llegar al hostel, que no esra muy lejos, me dispuse a dejar las cosas en mi habitación antes de salir a explorar. La habitación tenía lockers, y me dieron una llave, asi que genial, nada de usar candados.  Cuando llego a la habitación, veo que están todos los lockers cerrados menos uno, que estaba abierto y con un montón de cosas.  Supuse que algún vivo estaba cómodamente usando dos lockers a la vez, asi que sin pensarmelo mucho agarré las cosas que estaban ahí y las tiré a la mierda (lease : encima del armario este de lockers, por cualquier lado). Una vez que dejo mis cosas, me doy cuenta que la llave no cerraba el locker. Ups! En realidad resulta que el mío era uno de los que estaban cerrados! Pero claro, nadie me avisó de esto, no tenía forma de saberlo. Como estaba la luz prendida en el momento en el que llegué, agarré rápido todas las cosas que había tirado a la mierda anteriormente y las metí dentro del locker inicial, pero quedó todo hecho un despelote, porque no me dió ni tiempo que entró a la habitación un chino. Por suerte no me vió metiendo sus cosas ahi. El chino este hablaba inglés muy bien (rarísimo) y era un poco maraca. Se sorprendió bastante que estuviera hecho un lio su locker y me lo comentó.  Le repliqué sin mirarlo demasiado (para contener la risa) que este tipo de cosas suelen suceder en los hostels, a lo que me dijo que le parecía raro porque no le había pasado nunca nada en ese hostel en todo el mes anterior en el que ya había estado alojado!! Hice mi mejor esfuerzo para evitar cagarme de risa a carcajadas en su cara (y deschavarme completamente) y me apuré a irme.

Visité el Bund, la costa famosa de shanghai desde donde se ven los rascacielos enormes tan característicos. Acá es bueno mencionar un par de cosas interesantes. Primero, cuando me puse a comer mi almuerzo (una salchicha precocida china rara, pero fue lo mejor que pude conseguir en el camino a este lugar) se me acercó una tipa y me dijo que si se podía sacar una foto conmigo. Le dije “ehhh ok”,  con un poco de desconfianza e incredulidad (con cara de WTF). Esta no fue la última vez que me pasó esto, aparentemente los chinos viven en una burbuja de arroz y se creen que la gente que no tiene lineas rectas por ojos son como osos panda, y nos tienen que sacar fotos como si estuvieramos de exhibición. O eso, o me confundieron todos con la misma estrella de hollywood.

Otra cosa que me pasó, es la otra variante de “sacar foto”, pero esta no era de buena fe. La cosa es así. Se te acerca una pareja (siempre son 2, generalmente hombre y mujer, aunque puede variar) y te piden si les podes sacar una foto (a ellos, no con ellos). Una vez hecha la foto, te preguntan en ingles cosas como “de donde sos?” o “asi que también sos un turista como nosotros?”. Si se les sigue el juego, su intención final es llevarte a una casa de te, donde al final te quieren obligar a pagar uan suma ridícula, que ya tieneen arreglada con el dueño del lugar, otro chanta como ellos. Yo por suerte ya estaba al tanto de estas prácticas. No se si hubiera caido si no lo hubiera sabido de antemano, supongo que no, ya que suelo ser desconfiado de la gente en la calle, pero nunca se sabe (si me lo hubieran hecho en un hostel, capaz caía). Una cosa curiosa, y para detectar a esta gente (porque puede ser que haya gente que si quiera que les saques una foto y no cagarte!), es que te piden que les saques la foto, y en vez de ponerse como para que salgan los edificios copados o algo lindo de fondo, se ponen para que salga una pared, o lo que sea que tengan atrás (normalmente nada interesante). En fin, la cuestión es qeu a los primeros qu eme vinieron con este cuento les dije amablemente que me tenía que ir, o cosas así, pero ya al 5to o 6to pesado de estos, los trataba como la mierda e ignoraba completamente. Quien sabe, tal vez hasta fui un asqueroso con gente que legítimamente quería una foto…

edificios super altos de fondo

Volviendo a la exploración, me costó bastante pasar al otro lado del río, ya que había un tunel pero los muy forros cobraban 40yuan para pasar, alegando qeu el tunel tenía luces y no se que otras pelotudeces, cosa que no pensaba pgar, sabiendo de antemano que en alguna parte estaba un ferry que costaba 2yuan. Al final lo logré encontrar (como siempre, la señalización una basura) y me fui para el otro lado. Pude visitar la torre mas alta, el shanghai world center (en 1 o 2 años, ya no será la mas alta). Estuvo interesante, y se pueden ver unas vistas increibles de la ciudad, aunque realmente es muy caro (150yuan).

el edificio mas alto (al menos cuando fui)

bajito..

vista desde el piso 100

Una vez visto esto, volví rápido  para donde había empezado, ya que quedé en juntarme con unos chinos con los que había hablado por couchsurfing. Eran un pibe y una piba, una especie de parejita que no terminaba de ser, ya que no se presentaron como novios ni nada por el estilo, pero se notaba que había algo por ahí. No eran mala onda, pero eran como una especie de chetos american wannabe, daban un poco de asquete. El pibe estaba todo el tiempo tratando de mostrar lo cool que era, haciendo bromas estúpidas, o hablando las 3 o 4 pelotudeces que se conocía en español, porque le habían enseñado en algún momento eso (supongo que para impresionar a la chica?). Se calmó un poco, aunque no del todo, cuando le dije que pronunciara “perro” (no se a que vino la cosa). No pudo hacerlo, obviamente que todas las veces dijo “pelo”, fue muy gracioso. Terminamos cenando en un coso tipo arrilla, donde te traen comida y la pones ahi, una especie de tenedor libre donde vos te vas cocinando la comida que pedís. El pibe un poco tonto, porque le dije que pidiera carne, pero trajeron en vez de carne grasa prácticamente, y pidió un monton de champiñones y verduras que ni el ni la piba se comieron, y encima se sorprendía de que yo no lo comía!!. En fin, un monólogo del nabo este, 3 giladas que dijo la piba y finalmente para el hostel. Una experiencia no demasiado enriquecedora, pero una anécdota más para contar.

zona del bund de noche

increible

3/6

Este día me dediqué a pasear por la zona del jardin de yuyuan, un área donde hay todas calles antiguas y montones de puestos y negocios. Están los típicos vendedores de souvenirs y porquerías inservibles, pero también hay negocios normales, y de comida. A los chinos les gusta comer un coso que es como un cangrejo, algo muy raro. Viene todo en tero encima, es un poco asqueroso. También hay unos dumplings que deben ser famosos, porque la gente hace cola para comprarlos. Ya había almorzado, sino hubiera probado esos en especial, el tema es que como todo el mundo lo vi con un montón (te vendían porciones de 12 o algo así), y encima creo que estaban rellenos de cangrejo tambien, asi que no me arriesgué a tener que comprar algo para tirarlo.

zona de negocios y comida

por fuera del jardin, hay unas teterías

en el jardin

Mas allá de esto, lo único destacable fue la odisea para comprar unos tickets de tren para sacar el billete hacia shuzhou. Llego a la estación y voy a unas máquinas de auto servicio, que tenían menú en ingles (como vi eso fui directamente a ellas). Mis problemas parecián no haber existido nunca, hasta que llegó la hora de pagar. Me pidieron una tarjeta de no se que, con lo que me quedé puteando a la máquina. Atrás mio había un chino que quería sacar boleto también, y me empezó a decir algo cuando vió que yo estaba puteando a la máquina, pero la comunicación no pudo ser (obviamente, me habló en chino). El tipo se puso a llamar a alguien con su teléfono y me lo pasó. Una chica me habló en inglés chinoide y me dijo que tenía que ir a comprar los tickets a la ventanilla, porque no se podía hacer en esas máquinas, para eso se necesitaba ser chino (en las taquillas te piden el pasaporte para venderte el ticket). Le agradecí al tipo que hizo la llamada y esperé encontrar la boletería al lado, cosa que por supuesto en china no pasa. Mientras buscaba medio perdido la boletería, me crucé con una pareja que se me acercó y me habló en ingles, eran turistas. Parece que estaban en la misma situación que yo, y venían deambulando hace rato sin suerte ya. Decidí unirme a ellos en la búsqueda, no porque fuera a resultar mas fácil encontrar el lugar, sino para amenizar al menos la desesperación (bueno, al menos yo no tenía apuro, tenía que sacar el billete para el día siguiente, aunque ellos sí se tenían que ir en ese momento, estaban con todas las valijas encima). Vimos un cartel que indicaba hacia donde era la taquilla, el cual seguimos hasta unas escaleras que bajaban, luego un tunel muy largo con muchas salidas para todos lados. Perdimos el rastro en cierto punto cerca del final del tunel, ya que el cartel que indicaba hacia donde era la boletería – que se repitió muchas veces durante el camino – dejó de aparecer de repente. Probamos salir del túnel desde el otro lado, pero no encontramos nada. El tipo que estaba conmigo le preguntó a un policía que estaba por ahí, que nos indicó que la boletería estaba exactamente para el lado contrario del que veníamos, es decir, nos dirigió hacia donde habíamos comenzado. Contra todas las reglas de la lógica, volvimos sobre nuestros pasos, dejando atrás los carteles que querían llevarnos hasta la taquilla inexistente. Salimos del túnel y entramos en otro, que tenía los mismos carteles de nuevo, y daba hacia otra dirección. Al salir de este encontramos finalmente la taquilla, supongo que se habrá materializado en ese momento, producto de algún encanto chino. Comprar el ticket no presentó gran dificultad, pero hay que tener en cuenta que yo tenía impreso el número de tren, origen, destino, hora y día perfectamente. De todas formas, el tipo de la boletería me preguntó si yo quería ir de shanghai a suzhou… santo dios.. despues de señalarle 20 veces el papel diciendo que quería eso, me vendió el boleto correctamente.

4/6

Habiendo visto casi todo lo importante en shanghai (al menos en la ciudad) me dirijí al templo del buddha de jade por descarte, ya que era eso o ver otro templo budista parecido. Lo recorrí en menos de 1 hora. Básicamente consiste en un patio bastante grande, donde hay unos aparatos para quemar incienso que son enormes, donde la gente va tirando ramas muy grandes también de incienso que se queman. Los cosos estos levantan una humareda terrible, e impregnan todo, asi que mucho rato no se puede estar. Además de esto, hay varias cámaras donde hay estatuas de distintos tipos de buddhas. No tengo ni idea de como es eso, pero hay estatuas enojadas, otras alegres, unas que inspiran temor y otras que están serenas. La gente le reza a uno u a otro, asi que imagino que cada una tendrá su significado especial e irás con una u otra dependiendo de lo que necesites… Le saqué la foto de rigor a la estutua del buddha de jade, que está prohibido, y me fuí mientras un par de chinitas me gritaban “no photo no photo”

incienso por mil

budas, budas y mas budas

el famoso buda de jade

Salí del lugar este y sigo con mi plan del día. El tipo de la estacin del día anterior me recomendó ir a un shopping donde hay ropa y cosas truchas a buen precio, asi que me dirijí hacia allí caminando. El lugar era un shopping de unos 4 pisos todos con negocios chiquitos que vendían 3 o 4 categorías de coas cada uno (electrónica, ropa, cosas de deporte, té, etc). En todos vendían exactamente lo mismo, al ver 3 o4  negocios ya los podías ver todos. Utilicé mis técnicas de relajación para ignorar a los tipos, que ni bien te divisan empiezan a ofrecerte sus cosas. Acá eran un poco menos pesados que en otros lugares donde estuve, pero eso no significa que fueran tranquilitos.. El truco es no parar nunca, de esta manera solo et joden 1 o 2 evces por local, hasta que se pasa el mismo. Pero claro, hay 1 local atrás del otro. Para ver tranquilo las cosas y sin la presión de los chinos insoportables, utilicé un truco que consiste en pararme en un local donde ya están atendiendo a otros turistas, por lo que paso desapercibido. Repetí la técnica en varias categorías de locales, y saqué la conclusión de que no había nada interesante, y la mayoría de las cosas eran feas o imitaciones un poco burdas o de mala calidad.

Sin embargo, y dado que ya estaba ahi, y también es parte de la experiencia, me dejé llevar por una oferta de relojes de uno de los negocios. Cuando la china me pregunta que caliad quiero, le dije que algo mediano. La tipa me lleva entonces hacia la pared del pequeño local, donde había una estantería con zapatos. Le dió a un botón, y se desveló una entrada oculta. Empujó la pared hacia adentro yhabía un pequeño pasillito, me metí con la china en el escondite, y me mostró su mercancía. Estuvimos como 1 hora negociando el precio, ella empezó altísimo y yo bajísimo. En una ocasión, la tipa me dijo que me fuera, e incluso abrío la puerta para enseñarme la salida. Vi que no era del todo algo para engañarme (aunque supongo que son buenos actores y la tienen bastante clara en esto.. asi que no se). Despues de varias idas y venidas mas, terminé comprando el producto, y como regalo me llevé el suspiro de cansancio de la tipa, que diría que no fue de actuación, total ya me había vendido la cuestión esta. Me dijo que soy muy dificil para regatear y bla bla. No se cuanto habrá ganado con mi compra, pero seguro que menos que con muchos de los turistas standard, ya que vi que la mayoría de la gente que se quedaba para comprar algo, normalmente aceptaba el precio, o rebajaba pero apenas.
Me fui un rato al hostel a descansar de la pelea mental, y luego para la estación de trenes. Solo 20 minutos a Suzhou en el tren qeu va a unos 300 km/h, realmente rápido. Al llegar a la estación me atacaron los taxistas y miles de motitos que me querían llevar a algun lado, pero los rechacé a todos. Tenía el mapa, y el hostel no era muy lejos (aparentemente). Aunque realmente no lo era, (2km?) a los chinos les gusta hacer las cosas complicadas, y algo fácil termina siendo relativamente dificil.  Para salir de la estación tuve que cruzar un puente, meterme por un tunel adonde pasaban millones de motitos (algunas de las cuales todavía seguían ofreciendome llevarme a algún lado) y mas complicaciones, como cruces de peaton que nadie respesta y hay que cruzar tipo el frogger, esquivando coches que vienen a mil por hora y se cagan en todo, pero de alguna forma igualmente se puede pasar (algún otro encanto chino, seguramente).

En fin, llegué bastante cansado adonde era supuestamente la dirección del hostel, pero no encontré nada. Estaba yo arriba de un puente, pero a ninguna parte se veía el lugar. Avancé un poco, volví atras un poco, bajé y subí del puente y finalmente me rendí. Según el mapa y la dirección, estaba en el lugar adecuado. Llamé a los del hostel, y les dije que estaba sobre el puente, intersección de las calles que ellos habían marcado en las instrucciones de llegada. Me dijeron que no me moviera, que irían a buscarme. Me quedé ahi un rato, pero nadie vino. De pronto sonó mi telefono; eran ellos, diciendo que me fueron a buscar pero que yo no estaba (wtf). Un poco harto, vi pasar justo a una parejita, y les entregué el telefono sin preguntar mucho (se lo metí en las manos literalmente). hablan algo con la tipa del hostel y cortan, y me comentan en chinglés de lo peorcito que los siga (o sea -> “follow follow”). Encontramos el hostel finalmente, despues de caminar unos 10 minutos para atrás desde donde yo vine, al costado de otro puente totalmente diferente (con otras calles que no eran las que habían dicho en la web), eficiencia china nuevamente. Al menos la suerte estaba de mi lado, o mas bien la voluntad de no dormir ne la calle.
En la habitación me encontré con un chino (a partir de ahora, para este relato, el “chinoA”) que balbuceaba inglés. Era simpático, y tenia ganas de conversar, pero yo realmente tenía ganas de irme a duchar y dormir, que además me dolía bastante la pierna porque tuve que andar con la mochila llena de cosas cargado desde la estación, y despues toda la odisea posterior. Le dije que iba a sacar unas fotos por ahi, cosa de ver si me lo podía sacar de encima, pero se ofreció a acompañarme. great. Fuimos ahsta el puente de al lado, donde había unas luces copadas cuando había pasado anteriormente (era tipo un canal por abajo del puente, con muchas casitas iluminadas), pero cuando fui por segunda vez ya se habían ido todos a dormir y apagaron todo. Logré sacar una foto de todas formas, y volvimos para el hostel. Cuando estabamos llegando, nos encontramos con otro chino ahi sentado en la entrada (a partir de ahora, el chinoB). Este también balbuceaba inglés, y tenía las mismas ganas de charlar que el chinoA. Sin embargo, ya estaba con cero ganas de conversar, asi que me quedé un minuto solo por cortesía, y amablemente les dije que me iba a dormir, cosa que hice inmediatamente despues de la ducha.

los canales de Suzhou de noche, muy bonito (parece de dia pero era completamente de noche)

5/6/2012

Amanecí en Suzhou, hice la mochila, y la dejé en recepción para pasarla a buscar al final del día. Al despertarme, no encontré ninguno de los chinos de la noche anterior, que casualmente durmieron en la misma habitación compartida que yo. Cuando estaba viendo mi mapa en la entrada del hostel para ver que dirección tomar, se me acercó el chinoA, que estaba preocupado desde la noche anterior por mi, ya que decía que era muy valiente en venir a china sin saber chino.. bueno, algo de razón tenía. Yo ya sabía a esa altura como ir, y se lo repetí varias veces, también le mostré mi gps con todos los datos, etc,  pero el tipo estaba empecinado en acompañarme hasta el jardín que yo quería visitar. No parecía peligroso ni que me fuera a robar ni nada por el estilo, ya que era otro huespued del hostel, caso contrario lo hubiera echado cagando. Asi que simplemente lo dejé acompañarme por el camino que yo ya sabía seguir. El me dijo que quería ir a comprarse unos jeans, asi que seguro encontraría algo por el camino o cerca.  Una vez que llegamos al lugar, el tipo se quedó tranquilo, y partimos camino. Estuve visitando el lugar como 1 horita o así, y retomé camino en dirección al hostel, ya que para ese lado había otra atracción.

en el jardin

Me acordé entonces que en el hostel había un cartel que ofrecía alquilar bicis por solo 20 yuan por día, algo extremadamente barato (en xi’an alquilamos unas bicis por 40 yuan la hora y media). Asi que decidí ir a alquilar una. Llegué al hostel, y estaba ahi el chinoB sentado con cara de aburrido. Me comentó que se quedaría 1 día mas (en teoría se iba esa misma mañana, según me había dicho la noche anterior), a lo que le comenté que había regresado para alquilar una bici, y me despedí. Le pedí a la chica de recepción una de las bicis, y le pagué. Me comentó que podía elegir cualquiera de las que estaban disponibles. Mientras estaba probando las bicis para ver con cual me quedaba, se me acercó el chinoB y me preguntó si me podía acompañar. Me quedé un poco extrañado por la propuesta, ya que era un tipo con el que había hablado apenas 5 minutos y no conocía de nada, pero tampoco quise ser un maleducado, asi que le dije que si. De todas formas, el tipo era local y un poco de compañía tampoco estaba mal. El chinoB era un personaje peculiar, creo que la mejor manera de describirlo en apariencia es haciendo alusión a algun personaje de la pelicula “shaolin soccer” : pelo largo enquilombado que parecía no haberse lavado hace días, aspecto medio sucio, ropa de los años 80/90, con manchas de ketchup o alguna salsa extraña, y algunos agujeros de polilla. No era de lo mas agradable a la vista, pero como las apariencias engañan, el tipo era super servicial básicamente el me seguía adonde yo quería ir sin preguntar ni quejarse. Se paraba cada 2 por tres a preguntar a la gente si ibamos bien (lo cual también fue un poco tonto, ya que yo tenía el gps, y se lo mostré, le dije que sabía ir, etc, etc… igualito que lo que me pasó con el chinoA).

el querido “chinoB”, (o Liu Kang para los amigos :P)

En cierto momento me agarró hambre, y la verdad es que era la hora de almorzar, pero me dió un poco de miedo comentarselo, ya que me veía siendo invitado a comer alguna asquerosidad en un antro espantoso, por l oque le pedí de parar en un mercadito para comprar algo para picar, y asi comer ya eso.  Donde paramos no había nada bueno para comer, pero mientras yo daba vueltas por el mini super, el chinoB había ido al negocio de al lado, y estaba comiendo unos dumplings. Le pregunté de que eran, y me dijo que de cerdo. El local no parecía un asco, pero si que era muy barato (1,5 yuan), asi que me decidí a probar uno. No estaba nada mal, asi qeu me comí 2 mas y me di por almorzado.

dumpling con contenido dudoso, pero sabroso

Recorrimos muchos kms, fuimos a los 4 puntos cardinales de la ciudad, viendo muchas cosas, pero sin entrar realmente en ninguna atracción turística.
Dado que estuve viajando en bici, aquí pude vivir la experiencia del tráfico de china desde un punto de vista ligeramente distinto, pero de todas formas el sistema no deja de ser un caos. Básicamente eso es lo que es, un caos total. Existen los semáforos, pero se respetan a veces si y a veces no, de acuerdo a algún tipo de regla no escrita que todavía no pude descifrar. Las motos y las bicis no los respetan nunca jamás, los coches si tienen que girar tampoco lo hacen (y si estás cruzando por el paso de cebra y ellos están girando te tiran el coche encima y te bocinean y te putean). Si es para avanzar en linea recta, a veces los coches respestan el semáforo y a veces no. Otro tema es que esta gente es inmune al ruido, o amante de el, o las 2 cosas a la vez. Tocan bocina todo el tiempo. Para putear a alguien que se cruza, para avisar que vienen, para saludar, o simplemente porque si. Se pierde toda la razón de usar la bocina, porque no se sabe si te están puteando, o si están contentos por alguna razón, es rarísimo. He visto hasta cosas tan bizarras como unas motitos que tienen una bocina automática, que va tocando bocina intermitentemente, como si de una alarma se tratase, pero  mientras van andando por ahi…
Dado que nadie respeta un carajo (hay a veces cosas como motos que van en contramano por una avenida enorme como si nada) hay que tener coraje para cruzar la calle. Lo bueno es que a pesar de todo esto, nadie te va a matar, mientras que respetes las reglas básicas. Estas son : si los coches están parados, hay que avanzar. Si vienen coches o motos lejos, avanzar mientras no estés en su camino. si están cerca, te van a tocar bocina para avisarte que estan ahí, en cuyo caso se puede parar en el medio de la avenida como si nada, y una evz que el coche o moto pasa, se continúa. Es sorprendente como este caos funciona, pero lo hace.

bicicleteando por china

En fin, entonces luego de varias horas de bici bajo el sol, volvimos al hostel. Se me ocurrió que podía volver antes a beijing, ya que estaba algo cansado de ver cosas solo por ahí, y 2 dias en nanjing tal vez sería mucho (cosa que luego terminó siendo cierta). Decidí pasarme por la estación de tren antes de devolver la bici, para aprovechar las ruedas, y comprar el pasaje para el día siguiente de vuelta a Beijing entonces. No tuve ni que decirle nada, mi nuevo seguidor incondicional se ofreció a acompañarme a la estacíon, y me ayudó a sacar el pasaje despues de hacer una cola bastante larga. Agradecí bastante esto, ya que en esta estación no había un tipo que hablara inglés como en shanghai, y se me podría haber complicado bastante pedir el ticket, porque el horario que tenía impreso era para dentro de 2 dias y no de 1, y tenía que haberle explicado eso.
Volvimos entonces al hostel, y dejamos las bicis. Al rato me tenía que ir, y mi nuevo amigo me acompñaó a la parada de bus que iba hacia la estación de tren. La verdad qeu se portó muy bien el pibe.

puente sobre canal en Suzhou

pagoda en Suzhou

Llegué bastante tarde a Nanjing. Al bajar  del metro (que tuve que tomar desde la estación de tren) me encontré abajo de una autopista enorme y todo oscurísimo, y perseguido por un montón de pesados que me ofrecían llevarme a algún lado.
Dado que las indicaciones para ir al hostel eran otra vez por un chico de 2 años, tuve que hacer mil malabares para llegar. Me subí a la autopista y tuve que ir en contramano en el carril de motos para cruzar al otro lado, porque por supuesto, no había mejor manera de hacer un cruce de peatones que compartirlo con el carril por donde vienen las motos, no?. Tuve que cruzar un par de veces una vez abajo una pseudo autopista corriendo tipo frogger nuevamente, y cosas así. Cuando llegué a la dirección que decía en la página, me encontré con un complejo enorme residencial/industrial, y ninguna indicación sobre como ir al hostel. Había una caseta con un guardia de seguridad en la entrada, y le hablé, pero no entendía un carajo de lo que yo le decía, y me respondía en chino. Le mostré el papel que yo tenía, que estaba tanto en inglés como en chino, con las instrucciones de como llegar al lugar, y el edificio en el que estaba el hostel. El tipo me señalaba el papel y me decía algo, que yo no entendía, pero me parecía que me estaba diciendo como que yo era tonto o algo así, por la manera en que me hablaba. Señalarle el edificio al que tenía que ir no sirvió para nada, asi que intenté nuevamente llamar al hostel y darle el teléfono al tipo. Despues de que hablaron un rato, el tipo me dijo que espere ahi. Al rato vino otro de estos de seguridad en una motito, y me llevó al edificio, que estaba bastante lejos dentro del complejo enorme este, y eso era el hostel. Cero indicaciones de como llegar, apenas un letrerito pero ahi, cosa que me hubiera sido imposible encontrar de otra forma.
El hostel estaba bien, parecía bastante nuevo el lugar, pero despues de todas las que tuve que pasar me bajó bastante el ánimo y no me dieron ganas de mucho. Otra de las cosas que me preocuparon, es como volver a Beijing. Resulta que en Nanjing, hay 3 estaciones de tren. Mi billete de regreso decía que yo tenía que tomar el tren en Nanjing south station. La cuestión es que las 3 estaciones se llaman prácticamente igual. Si me fijaba en google maps, por ejemplo, una se llamaba “nanjing station” a secas, y las otras 2 se llamaban “nanjing south” en ambos casos. Le pregunté a la china de la recepción, que por supuesto no tenía idea de cual era, ni ninguno de los que estaban con ella. Estuve buscando en wikipedia, y también vi un poco de información confusa, no por culpa de los de wikipedia, sino porque estos idiotas llamaron a las 2 estaciones igual. Al final, la cosa era que una estación se llamaba nanjing south, y esta estaba al norte de la ciudad, pero al sur de la “nanjing station”. Unos años mas tarde, los tipos construyeron otra estación, mas al sur, y los remil pelotudos no tuvieron mejor idea que llamarla igual!!! Entonces, uno buscando por internet, en algunos lugares estaban renombrados los mapas para desambiguar, pero en otros no, entonces era totalmente confuso. En los mapas de google por ejemplo, en la estación de mas al sur (que al final era la buena), se veía un descampado enorme, supongo que porque la foto era de cuando todavía no estaba terminada. Claro, como en china estos tipos en 1 año se construyen una estación enorme de trenes, no hubo ni tiempo de actualizar las fotos, que ya estaba todo construido. Pero yo en ese momento tenía un montón de información por cachitos, y para asegurarme de no perder el tren y quedarme viviendo ahi para siempre, me fui con un montón de antelación a la estación por si estaba mal y tenía que volver a la otra. Realmente stresante el tema este, y una buena manera de concluir la serie de anécdotas sobre china. Espero lo hayan disfrutado!

Despues de tantas anécdotas y cosas raras, mi conclusión es que este ha sido uno de los viajes mas enriquecedores en cuanto a cosas vividas, pero eso no quiere decir que no haya sido un poco dificil de llevar. Realmente recomiendo china, para visitar, pero hay que estar preparado para todo esto, ya que a alguien con ganas de estar relajado, el choque de culturas le va a resultar realmente complicado. Si, si se está dispuesto a gastar mucho dinero se puede hacer el típico camino mediante el cual se saltean todos estos inconvenientes (ir en tours a todos lados, comer en lugares super turísticos, quedarse en hoteles con todo listo, que te lleven y traigan de los lugares, etc, etc), pero también se pierde un poco de la gracia. China es esto, y creo que no está nada mal al menos vivirlo una vez en la vida

Older Posts »

Categorías